Escrito Y Publicado En Amor Cristiano

Diez Áreas De Engaño Mortal Entre Los Católicos

 

Dan Corner

 

[se concede el permiso para duplicar este artículo en su totalidad, pero solamente sin adiciones, alteraciones u omisiones de ninguna clase, incluyendo el autor, el nombre del ministerio y la dirección al final.]

 

 

Si usted está familiarizado con las enseñanzas del Catolicismo Romano y el mensaje de la Biblia, usted está conciente de las diferencias irreconciliables entre los dos. Algunas de las áreas son de menos importancia en cuanto a lo que implican y no serán citadas aquí. Por otra parte, algunas están relacionadas claramente con la salvación. Es importante, especialmente para los católicos, saber sobre las enseñanzas falsas más serias que se les han enseñado y así puedan realizar los cambios vitales necesarios y encontrar la única salvación que la Biblia ofrece.

 

Debajo están las falsas doctrinas más peligrosas creídas por millones de católicos romanos, en el pasado y en el presente:

 

1.     A los católicos romanos les enseñan peligrosamente que ellos nacieron de nuevo en el bautismo infantil.

 

Este particular concepto, por solo, ha sido responsable de que centenares de millones de católicos se dirijan al infierno a través de los siglos. Gente, si usted piensa que ya tiene lo que es necesario para entrar en el reino de Dios, usted no estará intentando encontrarlo. En sus mentes, los católicos consiguieron esto cuando eran bebés, sin arrepentimiento ni fe en Jesús.

 

La verdad es que, Bíblicamente uno nace de nuevo solamente cuando se aparta de sus pecados y pone su fe en el Señor Jesús hasta el punto de la dedicación y entrega. El concepto del bautismo infantil no se encuentra en ninguna parte en la Biblia.

 

2.     Los católicos romanos piensan peligrosamente que ellos reciben a Cristo cuando participan de la hostia de la comunión.

 

Este concepto falso y mortal es el resultado de la idea falsa de que los elementos de la comunión (pan y vino) han sido transmutados por parte del sacerdote en el cuerpo literal, la sangre literal, el alma literal y la divinidad literal de Jesucristo. Esto también ha llevado a la gente a la adoración de la hostia consagrada de la comunión como uno adoraría a Dios mismo. Por lo tanto, el fruto de esta doctrina falsa es también idolatría, un pecado que maldice al alma.

 

La verdad es que: uno recibe a Cristo cuando uno cree en su nombre (Juan 1:12). Ésta es otra manera de decir cuándo uno se aparta de sus ídolos para servir al Dios vivo y verdadero (1 Tesalonicenses 1:9). (Nadie recibe a Cristo en su boca, y entonces se lo traga para ser digerido.)

 

3.     Los católicos romanos piensan incorrectamente que el sistema de su iglesia fue fundado por Jesús sobre Pedro el primer papa. 

 

La superioridad que la iglesia católica romana afirma para misma viene de este concepto engañoso, que ha conducido a la gente a aumentar en error especialmente porque el catolicismo se ha dirigido dirigido sin rumbo más y más lejos hacia la oscuridad al pasar de los siglos. La mayoría de los católicos no están enterados de las doctrinas que fueron agregadas a través de los siglos o que ciertos papas fueron denunciados de herejes por otros papas. Toda la idea de un papado en misma, no es bíblica.

 

Después que Jesús habló en Mt. 16:18, Pedro no fue reconocido como el principal Apóstol entre los doce. Marcos 8:29 es la narración paralela a Mt. 16:18. En menos de un capítulo completo más adelante, los discípulos estaban discutiendo cuál de ellos era el más grande (Marcos 9:24). Por lo tanto, ellos no miraban a Pedro como el jefe. Vea también Hechos capítulo 15 donde Pedro no presidió el concilio de la iglesia de Jerusalén.

 

4.      Los católicos piensan que Maria es su vida, dulzura y esperanza y la proclaman como tal cuando recitan el Rosario, acerca del cual ellos dicen que es la esencia del evangelio completo.

 

La idea de que Maria pueda posiblemente ser nuestra vida, dulzura y esperanza es imposible, según las páginas del Nuevo Testamento. El Catolicismo ha erigido a una Maria falsa, que tiene un papel primario en la salvación de la gente. Tal cosa ha engañado a mucha gente sincera.

 

La verdad es que: Maria no desempeña juega absolutamente ningún papel en nuestra salvación. Para que uno sea salvo bíblicamente, uno tendrá que colocar todo el 100% de su fe (una fe sumisa) en el Señor Jesús o uno estará perdido. Esto significa que usted no puede confiar en ser un católico, en los sacramentos y/o Maria junto con el Señor Jesús. Usted debe confiar solo en Jesús (100%). Eso implica el apartarse de sus pecados.

 

5.             Los católicos piensan que si mueren usando el escapulario marrón ellos no sufrirán las llamas del infierno.

 

Tal enseñanza es tan extraña que es difícil de creer que alguna persona la acepte, pero esto es lo que le han enseñado a los católicos. Tal enseñanza también refleja las incapacidades y tinieblas espirituales de su jerarquía (papado) por permitir que este concepto peligroso sea enseñado como verdad.

 

6.     Los católicos piensan que los sacramentos son un medio por el cual ellos reciben la gracia necesitada para la salvación.

 

Debido a que los católicos han sido enseñados de esta manera, ellos están confiando en los sacramentos para la salvación en vez de confiar en el Señor Jesús como lo declara la Biblia. Tal enseñanza falsa también le ha colocado al católico en la mente el pensar que él debe permanecer en el sistema católico para ir a penitencia y obtener la comunión (la Santa Eucaristía), que también piensan que se debe de adorar como a Dios.

 

7.     Los católicos confiesan sus pecados a un sacerdote en vez de a Dios.

 

Este concepto falso va de nuevo atrás, a la autoridad falsa que el papado (y su sacerdocio) clama para mismo. La Biblia habla de un sacerdocio real para todos los creyentes (1 Pedro 2:9). No hay sacerdocio único con la capacidad de perdonar pecados.

 

Nosotros podemos ir directamente a Dios, sin un sacerdote o Maria, y conseguir ser perdonados, si vamos en arrepentimiento, sinceridad y humildad (Lucas 18:13,14).

 

8.     Los católicos que leen y creen en las Visiones de Fátima están pensando peligrosamente que Maria es nuestro refugio y el camino que nos conducirá a Dios. 

 

No hay manera de calcular cuántas personas sinceras han sido engañadas por las visiones católicas romanas de María, que ellos han certificado que vienen de Dios. De todas éstas, quizás las más engañosas son las de Fátima, las visiones de Portugal, que harían que uno mire a María para su refugio y el camino a Dios. Tal error es un camino seguro para perderse del reino paradisíaco de Dios y terminar en el infierno. Dios es nuestro refugio y Jesús es el único camino a Dios (Salmos 16:1; Juan 14:6; etc.).

 

9.             Muchos católicos solo están esperando entrar al purgatorio y allí ser purgados o limpiados de sus pecados para luego entrar al cielo.

 

Debido a que la Iglesia Católica enseña el purgar de los pecados después de la muerte física en las llamas del purgatorio, muchos católicos están esperando solamente el estar allí y luego hacer su camino al cielo. Gente, tal lugar no existe. Nosotros podemos ser limpiados de nuestros pecados solamente por entrar en contacto con la sangre de Jesús cuando nosotros nos arrepentimos y tenemos fe. Después de nacer de nuevo, debemos perdonar a otros que pecan contra nosotros (Mt. 6:14,15) y confesar los pecados a Dios (1 Juan 1:9).

 

10.   Los católicos han sido letalmente engañados mal acerca de cómo demostrar su amor por el Señor Jesús.

 

Los católicos piensan que ellos demuestran su amor por Jesús por medio de hacer reverencia delante de una imagen (que piensan que es de él) y besando esa imagen.

 

La verdad es que: nosotros demostramos nuestro amor por Jesús obedeciendo sus mandamientos (Juan 14:15), y el hacer reverencia ante las imágenes es desobediencia e idolatría (Éxodo 20:4-6).

 

Para cualquier persona, católico o no católico, encontrar las verdades vitales sobre la salvación, como se encuentran en la Biblia, tomará un esfuerzo sincero y genuino de un corazón que ame la verdad de Dios sin importar lo que diga.

 

El mensaje claro de la salvación como se encuentra en la Biblia se centra alrededor de Cristo Jesús. Nosotros debemos tener una fe que estará siguiéndolo lealmente hasta la muerte para nuestra salvación. (Tal cosa comouna vez salvo siempre salvo” no existe.)

 

[Por favor haga copias de este artículo y páselas a sus amigos y familia Católicos. Sus almas están en el peligro más grande debido a estas enseñanzas falsas.]

 

Difusión de las Buenas Noticias  

http://www.DBN-Min.net    

o usted puede escribirnos a:

 

Evangelical Outreach

P. O. Box 265

Washington, PA 15301

USA

 

DIOS LOS BENDIGA.