100 Títulos Y Nombres Bíblicos De Cristo

Dan Corner

[Está permitida solamente la reproducción total y no parcial de este escrito. Usted puede imprimirlo y distribuirlo libremente con tal de que no altere su contenido y de que retenga las direcciones postal y electrónica que se encuentran al final. Los énfasis en letra negrita y cursiva son nuestros excepto cuando se indica otro autor. Las notas entre corchetes son para aclaraciones. Todas las citas bíblicas son de la Nueva Versión Internacional a menos que se indique otra.]

Toda la Biblia está llena de referencias a Jesús de todas las formas posibles. Más allá de eso, el mensaje principal difundido por el Señor mismo y por sus seguidores era “ir directamente a Jesús mismo, depositar en él una fe obediente, confiar en él, y mantenerse firme hasta el fin para alcanzar la salvación.” Es muy fácil comprender por qué Dios nos manda a hacer esto luego de considerar las muchas formas en que Jesús es descrito con sus muchos nombres y títulos. Cada uno de ellos indica la importante posición de prominencia que Jesús ejerce en el plan de Dios para la salvación de la humanidad. Por favor reflexione sobre cuan precioso e importante es Jesús para la salvación del género humano. Esto es un hecho: Jesús es absolutamente suficiente como Salvador. Ningún otro salvador es necesario además de él, o en conjunción con él. (Por favor note que la siguiente lista de los numerosos nombres y títulos del Señor es solamente parcial. Hay otros que no han sido listados aquí.) Los títulos y nombres que están en negrita son de especial relevancia para los Testigos de Jehová.

 

Intercesor (1Juan 2:1)

El Todopoderoso (Apocalipsis 1:8; Mateo 28:18)

El Alfa y la Omega (Apocalipsis 1:8; 22:13)

El Amén (Apocalipsis 3:14)

Apóstol de la fe que profesamos (Hebreos 3:1)
El sacrificio por el perdón de nuestros pecados (1
Juan 2:2)
El autor de la vida (Hechos 3:15)
El iniciador y perfeccionador de nuestra fe (Hebreos 12:2)
El autor de la salvación (Hebreos 2:10)
El Principio y el Fin (Apocalipsis 22:13)

El único y bendito Soberano (1Timoteo 6:15)
El pan de Dios (
Juan 6:33)
El pan de vida (
Juan 6:35; 6:48)
La piedra angular (Hechos 4:11; 1 Pedro
2:7; Efesios 2:20)
El Pastor supremo (1
Pedro 5:4)
El Cristo (1 Juan 2:22)
Creador (
Juan 1:3)

El libertador (Romanos 11:26)
La vida eterna (1 Juan
1:2; 5:20)
Padre eterno (Isaías 9:6)
La puerta (Juan 10:9)
Fiel y Verdadero (Apocalipsis 19:11)
El testigo fiel (Apocalipsis 1:5)
El testigo fiel y veraz (Apocalipsis 3:14)
El Primero y el Último (Apocalipsis 1:17; 2:8; 22:13)
El primogénito de la resurrección (Apocalipsis 1:5)
Dios (
Juan 1:1,18; 20:28; Hebreos 1:8; Romanos 9:5; 2 Pedro 1:1; 1 Juan 5:20; etc.)
El buen pastor (Juan 10:11,14)
El gran Pastor (Hebreos 13:20)
Gran sumo sacerdote (Hebreos 4:14)
Cabeza de la iglesia (Efesios 1:22; 4:15; 5:23)
Heredero de todo (Hebreos 1:2)
Sumo sacerdote (Hebreos 2:17)
El Verdadero (
Apocalipsis 3:7)
El Santo (Hechos 3:14)
Esperanza (1Timoteo 1:1)
La esperanza de gloria (Colosenses 1:27)
Poderoso salvador (Lucas 1:69)

Yo soy (Juan 8:58)
La imagen de Dios (2 Corintios 4:4)
El Rey eterno (1 Timoteo 1:17)
El Rey de Israel (Juan 1:49)
El rey de los judíos (Mateo 27:11)
Rey de reyes (1Timoteo
6:15; Apocalipsis 19:16)
Rey de los siglos (
Apocalipsis 15:3)

El Cordero (Apocalipsis 13:8)
El Cordero de Dios (Juan 1:29)
Cordero sin mancha y sin defecto (1 Pedro
1:19)

El último Adán (1 Corintios 15:45)
La vida (Juan 14:6; Colosenses 3:4)
La luz del mundo (Juan 8:12)
El León de la tribu de Judá (Apocalipsis 5:5)
El que vive (Apocalipsis 1:18)
La Piedra viva (1 Pedro 2:4)
Señor (2 Pedro 2:20)
El Señor de todos (Hechos 10:36)
El Señor de la gloria (1 Corintios. 2:8)
Señor de señores (Apocalipsis 19:16)
El SEÑOR (YHVH) es nuestra salvación (Jeremías 23:6

El hombre celestial (1 Corintios 15:48)
Mediador de un nuevo pacto (Hebreos 9:15)
Dios fuerte (Isaías 9:6)
La brillante estrella de la mañana (Apocalipsis 22:16)
La raíz y la descendencia de David (Apocalipsis 22:16)

El Hijo unigénito de Dios (Juan 1:18; 1 Juan 4:9)
Nuestro gran Dios y Salvador (Tito 2:13)
Nuestra santificación (1 Corintios 1:30)

Nuestro esposo (2 Corintios
11:2)
Nuestro protector (2 Tesalonicenses 3:3)
Nuestra redención (1 Corintios 1:30)
Nuestra justificación (1 Corintios 1:30)
Nuestro Cordero pascual (1 Corintios 5:7)
El poder de Dios (1 Corintios 1:24)
Piedra principal escogida y preciosa (1 Pedro
2:6)

Príncipe de paz (Isaías 9:6)
Profeta (Hechos 3:22)
La resurrección y la vida (Juan 11:25)
Vástago justo (Jeremías 23:5)
El Justo (Hechos 7:52; 1Juan 2:1)
La roca (1 Corintios 10:4)
La Raíz de David (Apocalipsis 5:5; 22:16)
El soberano de la creación de Dios (Apocalipsis 3:14)
El soberano de los reyes de la tierra (Apocalipsis 1:5)

Salvador (Efesios 5:23; Tito 1:4; 3:6; 2 Pedro 2:20) 
Hijo de David (Lucas 18:39)

El Hijo de Dios (Juan 1:49; Hebreos 4:14)
El Hijo del hombre (Mateo 8:20)
Hijo del Altísimo (Lucas 1:32)
Autor de salvación eterna para todos los que le obedecen (Hebreos 5:9)
El único mediador (1Timoteo 2:5)
La piedra que desecharon los constructores (Hebreos 4:11)
El verdadero pan (Juan 6:32)
Luz verdadera (Juan 1:9)
La vid verdadera (Juan 15:1)
La verdad (Juan 1:14; 14:6)
El camino (Juan 14:6)
La sabiduría de Dios (1 Corintios 1:24)
Consejero admirable (Isaías 9:6)
El Verbo (Juan 1:1)
El Verbo de Dios (Apocalipsis 19:13)

 

Usted puede confiar al 100 por ciento en Jesús, y reposar confiadamente en él para la salvación personal. No hay una fuente de verdad más confiable que él, ya que él es la verdad misma y el único camino a Dios (Juan 14:6).

Aunque de tapa a tapa la Biblia exalta a Jesús de esta forma, el catolicismo indirectamente lo rebaja con la exaltación con que trata a María, una exaltación ajena a la Biblia. Esto es evidente especialmente en las apariciones, imágenes y estatuas en las que María sostiene a un Jesús bebé en sus brazos, ostentando una corona dorada al igual que el Jesús bebé. Allí María es la adulta madura mientras que Jesús es un simple infante sostenido por su madre y en dependencia de su ayuda y fortaleza.

Aunque de tapa a tapa la Biblia exalta a Jesús de esta forma, los Testigos de Jehová lo rebajan al exaltar el nombre Jehová, que han elegido para designar a Dios el Padre. Hacen esto incluso después de admitir en sus propias publicaciones que el “nombre más exacto” es Yahvé. Vea los detalles en http://www.alcanceevangelistico.org/jehovahs.htm . Además, ellos rehúsan orar a Jesús y adorarlo como lo hicieron los apóstoles, y como él mismo mandó a todos los que quieren ser salvos (Juan 5:39,40; Juan 4:10; Hechos 9:14-21; Romanos 10:12; Romanos 10:14; 1 Corintios 1:2; 2 Timoteo 2:22).

Es más, algunas veces el catolicismo adjudica a María algunos de los mismos títulos que pertenecen solamente a Jesús —nuestra vida, nuestra esperanza, el camino, La brillante estrella de la mañana, etc. De hecho, el catolicismo ha dado más nombres y títulos a su versión de María de los que la Biblia da al Señor Jesús, mostrando con eso la importancia que, en comparación con Jesús, tiene María para el catolicismo. (Por favor note que la María del catolicismo no es la María de la Biblia, sino una versión falsificada de ella, una María que nunca cometió pecado, que fue llevada corporalmente al cielo, que supuestamente es la reina del universo, nuestra vida, nuestra esperanza, el camino a Dios, el refugio y la protección de multitudes. Muchos católicos incluso se han consagrado a esa María.)

Por lo tanto, hay muchísimos católicos sinceros que han sido inocentemente engañados por sus propios maestros y líderes con respecto al cristianismo y a la salvación. Ya que se les ha enseñado esto, ellos están confiando en (1) María o (2) en Jesús y María (sacramentos, membresía de la iglesia) para ser salvos en lugar de confiar solamente en Jesús, como dicen sus propias Biblias. Recuerde esto: la Biblia fue escrita para darnos la sabiduría necesaria para alcanzar la salvación por medio de la fe en Cristo Jesús (2 Timoteo 3:15-17. CTS). Por lo tanto, aunque muchos católicos puedan ser sinceros y devotos, están en desobediencia al mandato de Jesús y a los consejos de los apóstoles con respecto a la salvación.

De la misma manera, hay multitudes de Testigos de Jehová sinceros que han sido engañados acerca del cristianismo y la salvación por parte de sus propios maestros y líderes. Ellos confían en: (1) Jehová solamente, tal como la religión Judía, (2) sus buenas obras (testificar con las publicaciones de Atalaya, asistir a las todas las reunions a estudios de la organización, apoyar económicamente a la Atalaya, etcétera) y (3) la membresía (ser miembros solamente de la organización Atalaya) para ser salvos, ya que se les ha enseñado eso. Hacen eso en lugar de confiar solamente en Jesús para obtener la salvación, como la Biblia ordena. Recuerde esto: la Biblia fue escrita para darnos la sabiduría necesaria para alcanzar la salvación por medio de la fe en Cristo Jesús (2 Timoteo 3:15-17. CTS). Por lo tanto, aunque muchos testigos de Jehová puedan ser sinceros y devotos, están en desobediencia al mandato de Jesús y a los consejos de los apóstoles con respecto a la salvación.

 

El Cristiano Auténtico

Jesús quiere que todos sepan cuál es la verdadera familia espiritual de él. Él dijo que su verdadera familia la integran quienes ponen la palabra de Dios en práctica, lo cual incluye obedecer el mandato de depositar la fe en Jesús para ser salvos. Esta es la diferencia fundamental entre los católicos, testigos de Jehová (y cualquier otra persona religiosa inconversa) y los cristianos bíblicos:

Mi madre y mis hermanos son los que oyen la palabra de Dios y la ponen en práctica. (Lucas 8:21)

Todos los católicos y testigos de Jehová que sabiamente decidan rechazar lo que han aprendido de sus líderes, y obedecer la palabra de Dios, deben recordar lo siguiente: necesitan abandonar la iglesia católica o el salón del reino de la misma manera que un mormón necesita abandonar el mormonismo luego de ser salvo, y de la misma forma en que un musulmán necesita dejar el Islam después de convertirse en un hijo de Dios. Ni el catolicismo ni la organización Atalaya son el cristianismo bíblico. Usted necesita congregarse con otros cristianos auténticos, crecer espiritualmente y adorar a Dios en espíritu y en verdad. Asegúrese de leer nuestro importante artículo sobre las Verdades De Vital Importancia
Para Nuevos Convertidos 
http://www.alcanceevangelistico.org/nuevosconvertidos.htm

Pueda Dios contentarse en usar este sencillo artículo para abrir los ojos espirituales de muchos católicos y testigos de Jehová con respecto al engaño mortal y peligroso en el que se encuentran, antes de que sea demasiado tarde. (Por favor comparta este importante artículo con sus amigos y familiares católicos o Testigos de Jehová. Preciosas almas están en juego.) Dios le bendiga. (Tenga presente que este artículo fue escrito por amor a todos los que quieren conocer acerca de la salvación bíblica.)

 

 

Alcance Evangelí­stico
Apartado postal:
 
PO Box 265, Washington, PA 15301 USA (Estados Unidos)
Correo electrónico: 
pablo@alcanceevangelistico.org