Escrito y Publicado en Amor Cristiano

Hoja de Datos sobre Ellen G. White

Por Dan Corner


En los círculos Adventistas del Séptimo Día (ASD), una visión que Ellen G. White (EGW) tuvo en 1847 es importante para su exaltación del mandamiento del Sabbath: (EGW es considereda una profetisa inspirada entre los ASD.)

Sentimos un espíritu de oración fuera de lo común. Y mientras orábamos, el Espíritu Santo vino sobre nosotros. Estábamos tan felices. De repente, me perdí de las cosas terrenales y me envolvió una visión de la gloria de Dios. Vi un angel volando rápidamente hacia mí. Velozmente me cargó y me llevó de la tierra a la Santa Ciudad. En la ciudad vi un templo, al cual entré. Pasé por una puerta antes de Ilegar al primer velo. Este velo estaba levantado, y pasé al lugar santo. Allí vi el altar de incienso, el candelero con las siete lámparas, y la mesa en la que estaba el pan sin levadura. Después de ver la gloria del lugar santo, Jesús levantó el segundo velo y pasé al lugar santísimo.
En el lugar santísimo vi un arca; la tapa y los lados eran del más puro oro. En cada extremo del arca había un adorable querubín, con sus alas extendidas sobre el mismo. Sus rostros estaban de frente el uno del otro, y miraban hacia abajo. Entre los ángeles había un incensario dorado. Sobre el arca, en donde estaban los ángeles, había una extremadamente brillante gloria, que parecía como un trono en el que Dios habitaba. Jesús estaba parado al lado del arca, y según llegaban a El las oraciones de los santos, el incienso en el incensario echaba humo, y El ofrecía las oraciones con el humo del incienso a Su Padre. En el arca estaba la vasija dorada con el maná, la vara de Arón que había germinado, y las tablas de piedra dobladas y juntas, como un libro. Jesús las abrió, y vi los diez mandamientos escritos en ellas por el dedo de Dios. En una tabla había cuatro, y en la otra seis. Los cuatro de la primera tabla brillaban más que los otros seis. Pero el cuarto, el mandamiento del Sabbath, resplandecía sobre todos los demás; porque el Sabbath fue apartado para ser guardado en honor al sagrado nombre de Dios. El sagrado Sabbath se veía glorioso -- un halo de gloria lo rodeaba. Yo vi que el mandamiento del Sabbath no estaba clavado en la cruz. Si lo estuviera, los otros nueve mandamientos también; y nosotros estaríamos en la libertad de quebrantarlos todos, igual que quebrantamos el cuarto. Yo vi que Dios no había cambiado el Sabbath, porque El nunca cambia. Pero el Papa lo había cambiado del séptimo día al primer día de la semana; porque estaba para cambiar los tiempos y las leyes ....
Yo vi que el santo Sabbath es, y será, la pared divisoria entre el verdadero Israel de Dios y los no creyentes; y que el Sabbath es la gran pregunta para unir los corazones de los queridos santos de Dios que esperan. (Primeros Escritos, 1963, pp. 32,33).
El significado resumido de esta visión de EGW es el siguiente:
En esta revelación, la Sra. White fue llevada a los tiempos del fin y vio que el Sabbath era la gran prueba de la verdad sobre la cual los hombres deciden si le sirven a Dios o le sirven a un poder apóstata (Primeros Escritos, pp. XXI, XXII).
¡Pero Juan no vio ningún templo!

Varios puntos importantes deben mencionarse acerca de esta visión clave de EGW: (1) Ella tuvo esta visión de la Santa Ciudad y estableció que vio un templo allí. En contraste, el Apóstol Juan vio la Santa Ciudad y estableció que no había ningún templo:

Y no vi en ella templo, porque el Señor Todopoderoso es el templo de ella, y el Cordero (Apoc. 21:22).
¡El Apóstol Juan nos informa que no hay ningún templo en la Santa Ciudad, en donde EGW alega haber visto uno! Observe: aunque leemos acerca de un "templo" en Apocalipsis (7:15; 11:1; 11:19; 14:15,17; 15:5-8; 16:1,17) el mismo no se encuentra dentro de la Santa Ciudad, porque el Apóstol Juan dijo que no se necesitaba, porque el Cordero y Dios son su templo. Si no hay ningún templo en la Santa Ciudad, de acuerdo a las Escrituras, uno debe preguntarse: (1) ¿Tuvo EGW realmente esta visión? (2) Si en verdad tuvo esa visión, no pudo haber provenido de la misma fuente espiritual que la visión de Juan, ya que el Apóstol Juan dijo que allí no se necesitaba un templo. Esta sola contradicción, centrada alrrededor del templo en la Nueva Jerusalem, es suficiente para desacreditar el ministerio profético completo de EGW. Esto es verdad porque un verdadero profeta no puede contradecir la Palabra escrita de Dios. Pero aún hay otras cosas que observar en esa misma visión. EGW estableció en esa misma visión:
... el Sabbath fue apartado para guardarse en honor al santo nombre de Dios.
De nuevo, la Escritura declara algo diferente acerca del Sabbath:
Acuérdate que fuiste siervo en tierra de Egipto y que el Señor tu Dios te sacó de allá con mano fuerte y brazo extendido; por lo cual el Señor tu Dios te ha mandado que guardes el día de reposo (Sabbath) (Deut. 5:15).
La Escritura establece que el mandamiento del Sabbath fue dado a Misés como un día de fiesta para que Israel recordara su liberación de Egipto. No fue dado en honor del Santo nombre de Dios. También, EGW exaltó el mandamiento del Sabbath como el más importante:
Yo vi que el santo Sabbath es, y será, la pared divisoria entre el verdadero Israel de Dios y los no creyentes; y que el Sabbath es la gran pregunta para unir los corazones de los amados santos, siervos de Dios que esperan (Primeros Escritos, p. 33).
¿Cuál es el "Mayor" Mandamiento?

En una visión diferente, EGW estableció que el Sabbath es el "mayor" de los diez mandamientos:

El Papa ha cambiado el día de reposo del séptimo al primer día. El ha pensado en cambiar aún el mismo mandamiento que nos fue dado para hacer se acuerde de su Creador. El ha pensado cambiar el mayor mandamiento en el decálogo y así hacerse él mismo igual a Dios, o aún exaltarse por encima de Dios (Primeros Escritos, p. 65).
En contraste, el mismo Señor Jesús nos dice algo diferente acerca del "mayor" mandamiento:
"Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento en la Ley?" Jesús le dijo: "Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente.' Este es el primero y grande mandamiento. Y el segundo es semejante: 'Amarás a tu prójimo como a ti mismo.' De estos dos mandamientos depende toda la Ley y los Profetas (Mt. 22:36-40).
Cuando a Jesús se le hizo la pregunta anterior, hubiera sido el momento perfecto para El establecer que el mandamiento del Sabbath era el mayor, si así lo fuera. ¡Sin embargo, no sólo no dijo eso, sino que el Señor claramente estableció que el (primero y) gran mandamiento era otro! Así que de nuevo, en contraste al mensaje de Dios, E. G. White ha declarado claramente algo diferente. Esto es exactamente lo opuesto a cómo sus visiones proféticas son presentadas:
... Ellen White recibió una luz que ha ayudado a explicar su dificultad y abrió el camino para que su estudio continúe. Las visiones también colocaron el sello de la aprobación de Dios sobre conclusiones correctas. Así, el don profético actuó como un corrector de error y un confirmador de la verdad (Primeros Escritos, pp. XXIII, XXIV).
Los que reciben lamarca de la Bestia

Según Ellen G. White:

El Sabbath será la gran prueba de lealtad, porque es el punto de la verdad especialmente controvertido. Cuando la prueba final caiga sobre los hombres, entonces la linea de distinción será trazada entre aquellos que le sirven a Dios y aquellos que no le sirven. Mientras la observación del falso Sabbath en cumplimiento con la ley del estado, contrario al cuarto mandamiento, será un voto del alianza a un poder opuesto al de Dios, el guardar el verdadero Sabbath, en obediencia a la ley de Dios, es una evidencia de lealtad al Creador. Mientras unos, al aceptar el signo de sumisión a los poderes terrenales, reciben la marca de la bestia, los otros, escogiendo el símbolo de la alianza a la autoridad divina, reciben el sello de Dios (La Mayor Controversia, 1950, p. 605).
En otras palabras, EGW estableció que los UNICOS que no no recibirán "la marca de la bestia" serán los Sabbatarianos del Sábado. ¡Si usted adora a Dios el Domingo, como lo hacían los primeros Cristianos (Hech. 20:7; 1 Cor.16:2), entonces usted RECIBIRA la marca de la bestia, de acuerdo a EGW! La Biblia establece que un tiempo así como en el que se pondrá la marca de la bestia, requerirá "la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe en Jesús." (Apoc. 14:12). Los "mandamientos" mencionados en contexto con este versículo, apuntan especialmente al temor y a la adoración a Dios (v. 7).

El mandamiento para adorar a Dios implica que los Cristianos que "permanecen fieles" a Jesús no cometerán idolatría por adorar la imagen del Anticristo.

"Dentro de unos meses"

Ellen G. White también narra lo que ella dice que ocurrió en Junio 27 de 1850:

Algunos de nosotros hemos tenido el tiempo para obtener la verdad y para avanzar paso a paso y cada paso que hemos dado nos ha fortalecido para dar el próximo. Pero ahora el tiempo casi ha terminado, y lo que nosotros hemos tardado años en aprender, ellos lo tendrán que aprender en unos pocos meses. Ellos tendrán también mucho que desaprender y mucho que volver a aprender. Aquellos que no reciban la marca de la bestia y su imagen cuando el decreto sea promulgado, tendrán ahora que decir, No, nosotros no reconoceremos la institución de la bestia (Primeros Escritos, p.67).
Ya que mucho más que algunos meses han pasado desde 1850 y que el decreto para recibir la marca de la bestia no ha sido promulgado, nosotros sabemos que esa fue definitivamente una falsa profesía por Ellen G. White. ¿Qué dice la Escritura acerca de esto?

Usted se podrá decir a usted mismo, "¿Cómo podemos saber cuándo un mensaje no viene del SEÑOR?" Si lo que un profeta proclama en el nombre del SEÑOR no ocurre ni es verdad, ese mensaje no viene del SEÑOR. Ese profeta ha hablado presuntuosamente. No le temas (Deut. 18:21,22).
De acuerdo a la Biblia, E. G. White fue, por lo tanto, una falsa profetisa. ¿Qué dijo Jesús acerca de los falsos profetas? Nos advirtió de que debíamos cuidarnos de ellos porque son engañadores con apariencia de Cristianos:
... y muchos falsos profetas se levantarán y engañarán a muchos (Mt. 24:11).
Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces (Mt. 7:15).
Más aún, Dios le dijo a Jeremías lo siguiente acerca de los falsos profetas:

Me dijo entonces el SEÑOR, "Falsamente profetizan los profetas en mi nombre. No los envié, ni les mandé, ni les hablé. Visión mentirosa, adivinación, vanidad y engaño de su corazón os profetizan" (Jer. 14:14).
Los apóstatas guardadores del Sabbath "aullando en agonía"

A los Sabbatistas se les da una advertencia muy solemne a través de una visión diferente de Ellen G. White:

Entonces se me mostró una multitud aullando en agonía. En sus vestidos estaba escrito con letras grandes, "Han sido pesados en la balanza, y hallados faltos." Pregunté quiénes eran esos. El angel dijo, "Estos son aquellos que una vez guardaron el Sabbath y dejaron de hacerlo. " Les escuché gritar, "Hemos creido en Tu venida, y lo enseñamos con energía." Y mientras hablaban, sus ojos miraban lo que estaba escrito en sus vestidos, y gemían en alta voz. Vi que habían bebido de las aguas profundas, y ensuciaban los residuos con sus pies -- el Sabbath pisoteado bajo sus pies -- y por eso fue que fueron pesados en la balanza y hallados faltos (Primeros Escritos, p. 37).
Querido lector, si usted es un Adventista del Séptimo Día (ASD), recuerde que no debe temer lo que ningún falso profeta diga (Dt. 18:22), incluyendo a EGW.

De accuerdo al Indice General de los Primeros Escritos, la gente en la visión de EGW que estaban aullando en agonía eran Sabatistas Apóstatas (p. 307). Cuán conveniente tener una visión así para prevenir a otros Adventistas de abandonar el grupo como ocurrió después de "La Desilusión" de Oct. 22, 1844:

Casi inmediatamente despés de "La Desilusión" de Octubre 22, muchos creyentes y ministros que habían estado asociados al mensaje Adventista, se alejaron (Primeros Escritos, p. XV).
¡Lo que EGW llamó una "desilusión" la Biblia lo llama falsa profecía! (La falsa profecía de William Miller sobre la venida del Señor en 10-22-1844 fue igual.)

¡William Miller Rechazó las enseñanzas acerca del Sabbath de los ASD!

Ellen G. White no fue consistente con su propia visión sin embargo, porque aún William Miller dejó de guardar el Sabbath, pero ella dijo que no se le consideraría responsable y a su muerte entraría en la Canaán celestial:

En el momento de la desilusión de Octubre 22, 1844, Miller estaba agotado y enfermo. Dependía grandemente de sus asociados más jóvenes que se mantenían junto a él proclamando el mensaje Adventista. Ellos le llevaron a rechazar la verdad del Sabbath como se dio cuenta poco después de la Desilución. Por esto, ellos, y no William Miller, son responsables (Primeros Escritos, p. 303).
Así también, yo vi que William Miller se equivocó cuando estaba a punto de entrar en la Canaán celestial, al sufrir sus influencias para ir en contra de la verdad (Primeros Escritos, p. 258).
Uno debe preguntarse acerca de estas dos revelaciones de EGW : ¿Hace Dios acepción de personas? La Biblia claramente enseña que NO (Hech 10:34). Pero si al guardaor del sabbath apóstata, William Miller, no se le haría responsable, como a los otros guardadores del sabbath apóstatas, entonces: (1) Dios hace acepción de personas, lo cual es imposible, o (2) ¡EGW no habló la verdad de Dios a la gente!

¿Cargan los Angeles "Tarjetas Doradas" como Permisos de Entrada?

Algunos ardientes ASD parecen implicar que EGW nunca fue más allá de las Escrituras con sus visiones, sino que meramente confirmó la interpretación correcta. Esto no puede estar más lejos de la verdad. La siguiente visión de EGW menciona tarjetas de entrada doradas que los ángeles necesitan, aunque es imposible verificar esto en las Escrituras:

Entonces el ángel que me atendía me dirigió a la ciudad otra vez, donde vi cuatro ángeles volando hasta la puerta de la ciudad. Estaban presentando la tarjeta dorada al ángel en la puerta cuando vi otro ángel volar velozmente desde el lugar de la más excelente gloria, y gritando con una fuerte voz a los otros ángeles, y moviendo algo hacia arriba y hacia abajo en su mano (Primeros Escritos, 37).
EGW mentiona lo mismo en otro lugar:

Todos los ángeles comisionados para visitar la tierra tienen una tarjeta dorada, la cual presentan al ángel en la puerta de la ciudad como pase de entrada y salida (Primeros Escritos, p. 39).
Amigo, no hay ni la más remota alusión a tarjetas doradas angelicales en las Escrituras. Ningún Adventista del Séptimo Día puede proveer apoyo Escritural para esto. Por lo tanto, los miembros de la iglesa ASD van más allá de la Biblia en sus creencias y esto es por los escritos de Ellen G. White, una falsa profetisa, según la definición de la Biblia.

¿Colocamos nuestros pecados sobre Jesús o sobre Satanás?

La respuesta a esta pregunta depende de si usted cree en las revelaciones de Ellen G. White o en la Biblia. Primero, miremos lo que dice EGW:

Se veía también, que mientras la ofrenda de pecado apuntaba hacia Cristo como un sacrificio, y el sumo sacerdote representaba a Cristo como un mediator, el chivo expiatoria tipificaba a Satanás, el autor del pecado, sobre el cual los pecados de los verdaderos penitentes serían finalmente colocados. Cuando el sumo sacerdote, por virtud de la sangre de la ofrenda de pecado, removió los pecados del santuario, los colocó sobre el chivi expiatorio. Cuando Cristo, por la virtud de Su propia sangre, remueva los pecados de Su pueblo del santuario celestial al final de su ministración, los colocará sobre Satanás, quien, en la ejecución del juicio, sufrirá la condena final. El chivo expiatorio fue enviado lejos a una tierra despoblada, para que nunca regresara a la congregación de Israel. Así mismo Satanás será desaparecido para siempre de la presencia de Dios y de Su pueblo, y será borrado de la existencia en la destrucción final del pecado y de los pecadores (La Gran Controversia, p. 422).
Ahora veamos lo que dice la Biblia:

Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino mas el SEÑOR cargó en él el pecado de todos nosotros (Isa. 53:6).
Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él (2 Cor. 5:21).
Quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados. (1 Ped. 2:24).
Claramente entonces, EGW ha enseñado algo muy diferente a la palabre de Dios acerca del asunto más importante relacionado al plan de redención. ¡La verdad es, que nuestros pecados fueron colocados sobre Jesús, no sobre Satanás!

EGW también estableció en la revelación antes mencionada que Satanás será finalmente borrado de la existencia. Otra vez, esto es claramente diferente a la Escritura:

Y el diablo, que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos (Apoc. 20:10).
Ser atormentado día y noche por los siglos de los siglos no es ser borrado de la existencia, como EGW enseñó.

¿Qué sobre el Año 1844?

Hoy, sinceros Adventistas del Séptimo Día creen que Jesús entró en el lugar santísimo del Templo del Cielo en 1844 para hacer la expiación final:

Así, aquellos que siguen en la luz de la palabra profética vieron que, en lugar de venir a la tierra al concluír los 2300 días en 1844, Cristo entonces entró en el lugar santísimo del santuario celestial para realizar la labor expiatoria última como preparación para Su venida (La Gran Controversia, p. 422).
Pero antes de Oct. 22 de 1844 los Adventistas del Séptimo Día creían algo muy diferente:

Hiram Edson, uno de este grupo, vivió en el centro del estado de New York en Port Gibson. El era el líder de los Adventistas en el área. Los creyentes se reunieron en su casa en Octubre 22 de 1844, para esperar la venida del Señor (Primeros Escritos, p. XVIII).
En otro lugar EGW escribió acerca de este período de tiempo:

Por lo tanto, aunque ellos proclamaron el mensaje que Dios les había comisionado para darle al mundo, aún así, por una mala interpretación de su significado sufrieron desilusión (La Gran Controversia, p. 352).
Querido lector, ¿cree usted que este mensaje de que en Oct. 22 de 1844 iba a ser la venida del Señor era el mensaje que Dios les había comisionado a William Miller y a otros Adventistas para darle al mundo, como Ellen G. White escibió? ¿Será posible que Dios quiera mentirle al mundo sobre la venida de Cristo? ¿No es imposible que Dios mienta? Lea Tito 1:2. Si EGW era verdaderamente un vocero de Dios, ¿cómo pudo haber escrito esto?

Más aún, en contraste con EGW, las Ecrituras claramente enseñan algo diferente acerca del momento en el tiempo en el que el Señor entró al Lugar Santísimo. Por favor observe que los siguientes versos fueron escritos y cumplidos mucho antes del 1844:

La cual tenemos como segura y firme ancla del alma, y que penetra hasta dentro del velo, donde Jesús entró por nosotros como precursor, hecho sumo sacerdote para siempre según el oren de Melquisedec (Heb. 6:19,20).
Y no por sangre de machos cabríos ni de becerros, sino por su propia sangre, entró una vez para siempre en el Lugar Santísimo, habiendo obtenido eterna redención (Heb. 9:12).
Por favor observe el tiempo pasado en la antes mencionada palabra entró. Pero hay todavía mucho más en las Escrituras para refutar a Ellen G. White. Los siguientes versos demuestran que la expiación había sido completada en el tiempo en que Rom. 5:11 fue escrito:

Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en Dios por el Señor nuestro Jesucristo, por quien hemos recibido ahora la expiación (Rom. 5:11).
"Consumado Es"

Para ser más exactos en cuanto a cuándo fue concluída la expiación, consideremos las palabras del Señor desde la cruz:

Cuando Jesús hubo tomado el vinagre dijo, Consumado es. Y habiendo inclinado la cabeza, entregó el espíritu (Juan 19:30).
Las palabras Consumado es NO se refieren al final de la ley moral, sino demuestran que el plan of redención había sido concluído en aquel punto, de acuerdo al Señor Jesús. Esto es confirmado por lo siguiente:

Mas Jesús, habiendo otra vez clamado a gran voz, entregó el espíritu. Y he aquí el velo del templo se rasgó en dos de arriba abajo. La tierra tembló y las rocas se partieron. (Mt. 27:50,51).
El rasgarse del velo del templo a la entrada del Lugar Santísimo, demuestra que el sistema del sacrificio por los pecados completo ha terminado desde ahora y para siempre desde que "el Cordero de Dios" [Jesús] murió en la cruz por nuestros pecados. Claramente, no hay más sacrificio por el pecado desde la cruz (Heb.10:10-14). Col. 1:20 apoya esta verdad:

Y por medio de él reconciliar consigo todas las cosas, así las que están en la tierra como las que están en los cielos, haciendo la paz mediante la sangre de Jesús derramada en la cruz.
En contraste con las Escrituras, EGW dice:

Por Su muerte El comenzó aquella obra que luego de Su resurrección El ascendió a completar en los cielos (La Gran Controversia, p. 489).
Por lo tanto el anuncio de que el templo de Dios fue abierto en los cielos y el arca de Su testamento fue visto apunta a la apertura del más sagrado lugar en el santuario celestial en 1844 según Cristo entró allí para realizar la obra final de redención (La Gran Controversia, p. 433).
Querido lector, ¿cuál registro en conflicto acerca de la redención y expiación creerá usted?

¿De dónde sacó Ellen G. White la fecha de 1844? De una mala interpretación de Dan. 8:14. El versículo lée:

Y él dijo: Hasta dos mil trescientas tardes y mañanas y luego el santuario será purificado (Dan 8:14).
Al tomar los 2300 días mencionados en Dan. 8:14 como si fueran 2300 años y añadirle ese número al 457 BC, el año que Artaxerxes decretó la restauración y reconstrucción de Jerusalem (Ezra 6:1,2), EGW obtuvo el 1844. Varios señalamientos necesitan hacerse respecto a esta interpretación de los ASD:

(1) ¡Los ASD usan Ezk. 4:6 y Num. 14:34 para interpretar que un día es igual a un año! Pero si uno fuera a rechazar que los 2300 días de Daniel significan 2300 períodos de tiempo literales de 24 horas, esto es, un poco más de 6 años, ¿entonces por qué no usar 2 Ped. 3:8 y Salm. 90:4, que establecen que un día es 1,000 años? ¡Estos versículos están tan no-relacionados con Dan 8:14 como Ezk. 4:6 y Num. 14:34!

(2) Algunas versiones bíblicas no dicen "días" en Dan. 8:14, sino en su lugar, "tardes y mañanas," lo que clarifica que estos son períodos de tiempo de 24 horas, no años, meses o cualquier otra cosa. Daniel 8:14 NO dice "días" en Hebreo.

(3) El contexto de la visión de Daniel es desde el versículo 8:9 al 8:27. El contexto claramente demuestra que las 2300 "tardes y mañanas" (también en el v. 26) no son años y no deben ser calculados a partir del 457 BC. Observe los versos 13 y 14 juntos:

Entonces escuché un santo hablando, y otro santo le dijo: "¿Cuánto tiempo tardará la visión en cumplirse -- la visión sobre el sacrificio diario, la rebelión que causa la desolación, y la entrega del santuario y de la hueste que será pisoteada bajo los pies?" El me dijo, "Tardará 2,300 tardes y mañanas; entonces el santuario será reconsagrado."
OBSERVE: La visión de Daniel tiene que ver con: (1) el sacrificio diario, que será quitado por el Anticristo (v. 11), (2) la rebelión que causa la desolación, (3) la entrega del santuario y (4) la hueste que será pisoteada bajo los pies. Claramente, el marco de tiempo de esto es la rebelión que causa desolación, según fue establecido en el v. 13. Jesús se refirió a este mismo evento en Marc. 13:14-20. Allí el contexto es claramente el período de la gran tribulación, porque establece que entonces habrá días de desasosiego inigualables desde el principio de la creación. Esto demuestra que EGW, quien ha estado claramente equivocada en numerossas ocasiones y es culpable de falsa profecía, también a mal interpretado el significado de Dan. 8:14. Vino con algo diferente acerca de la redención que la Escritura establece que fue realizada en la cruz.

¿Qué deben hacer los Adventistas del Séptimo Día ...?

¿Qué deben hacer los ASD cuando aprendan estos importantes datos acerca de las revelaciones e interpretaciones no escriturales de Ellen G. White? Deben aferrarse a la verdad Bíblica solamente y olvidar todas las enseñanzas que conflijen con la misma. ¡En otras palabras, deben creerle a la Biblia y rechazar las enseñanzas de EGW!

El Verdadero Plan de Salvación

El verdadero plan de salvación está concisamente establecido en la Biblia como arrepentimiento para con Dios y fe en Jesucristo (Hech. 20:21). Debemos producir fruto de arrepentimiento (Mt. 3:8) y probar nuestro arrepentimiento con nuestras obras (Hech. 26:20). "Arrepentirse" significa volverse de sus malos caminos (Mt. 12:41 cf. Jonás 3:10). Todo árbol que no da buen fruto será cortado y echado al fuego (Mt. 3:10; 7:19). El Señor Jesús también enseñó que el camino de la vida es "estrecho" y solo algunos "pocos" pueden encontrarlo (Mt. 7:13,14). El Señor declaró que hay SOLO 2 puertas, 2 caminos, 2 grupos de personas y 2 destinos eternos. Así que no siga las multitudes, ya que se encuentran camino al fuego eterno, aunque tal vez no lo sepan.

Más aún, muchos son salvos, pero después se tornan atrás (Luc. 8:13; Jn. 6:66; 1 Tim. 1:19; etc.). En otras palabras, después de la salvación inicial, debemos perseverar hasta el "fin" para entrar en el reino de Dios y escapar del lago de fuego (Mt. 10:22; Heb. 3:14; Apoc. 2:10,11). La vida eterna viene al arrepentido en el momento en que crée en Jesús para salvación (Jn. 3:16; 6:47; 1 Jn. 5:12,13), pero allí hay otro aspecto importante de la vida eterna que muchos ignorar completamente en nuestros días por una falsa doctrina diferente comunmente llamada "salvo, siempre salvo." De acuerdo a la verdadera enseñanza Bíblica sobre la gracia, la vida eterna es también una ESPERANZA (Tito 3:7), aún por ser SEGADA (Gal. 6:8,9) en el SIGLO VENIDERO (Marc. 10:30) sólo para aquellos que PERSISTEN EN HACER EL BIEN (Rom. 2:7) y NO SE CANSEN Y DEN POR VENCIDOS (Gal. 6:9).

Además, recuerde esto: Si una persona salva siembra para satisfacer su naturaleza de pecado, morirá espiritualmente (Rom. 8:13; Gal. 6:8,9). El hijo pródigo es un claro ejemplo de esto (Luc. 15:24,32). El resultado final del pecado es muerte espiritual. NO SE DEJEN ENGAÑAR por los maestros de "salvos siempre salvos" (Sant. 1:14-16). Debemos continuar creyendo (CONFIANDO) en Jesús para la salvación de nuestra alma para entrar al Reino de Dios. Jesús describió sus "ovejas" como sus "seguidores" (Juan 10:27). Santiago estableció que la fe sin obras es "muerta" (Santiago 2:17). [Para más información acerca de las enseñanzas de los salvos siempre salvos consulten el libro de 801 páginas titulado: La Seguridad Condicional del Creyente. Existe en cubierta suave, en cubierta dura y en grabación. Este libro es en Ingles.]

En conclusión, Jesús destruyó exitosamente las obras del diablo (1 Juan 3:8). El es el resucitado "Señor de la gloria" (1 Cor. 2:8), ante el cual toda rodilla se doblará y toda lengua confesará que Jesucristo es el Señor (Fil. 2:9-11). Jesús es el UNICO nombre en el cual hay salvación (Hech. 4:12), es el UNICO mediador entre Dios y los hombres (1 Tim. 2:5) y es el juez de los vivos y los muertos (Hech. 10:42; 2 Tim. 4:1; 1 Ped. 4:5). Somos aconsejados en las Escrituras a ir directamente a El para el perdón y a CONFIAR solamente en El para la salvación del alma.

Información para los Adventistas del Séptimo Día


Regrese a Alcance Evangelistico

mailbox