Escrito y Publicado en Amor Cristiano

"Nacido de Nuevo" Los Católicos
y el Rosario

Muchas veces sale a relucir el tema de una persona en particular que asiste a una iglesia Católica local y que profesa ser "nacida de nuevo." Esas personas, las cuales permanecen aún bajo el mismo sistema religioso, han traído cierta confusión a los hermanos protestantes evangélicos en cuanto al Catolicismo mismo, especialmente porque escuchamos acerca de alegados cambios dentro de ese sistema. Esperamos que este artículo elimine cualquier confusión existente en cuanto al serio problema de los Católicos "nacidos de nuevo," y que también aclare concepciones equivocadas en cuanto al Catolicismo del día de hoy y su práctica generalizada de rezar el Rosario.

En cuanto a los Católicos "nacidos de nuevo," la pregunta medular NO es: "Existen?" porque en realidad hay unos cuantos que han sido verdaderamente salvados y por un corto tiempo se relacionan y congregan aún con sus conocidos religiosos del pasado, tal y como lo hacían antes de ser salvos y de su salida final del antiguo sistema religioso!

El verdadero asunto en cuanto a estas personas, es, sin embargo: ¿COMO ALCANZARON SALVACION, PARA EMPEZAR? Como con los Mormones y Testigos de Jehová, si un Católico es salvado, es porque él/ella ha escuchado el plan de salvación de alguna fuente externa, ya que todos estos sistemas religiosos proclaman un evangelio (plan de salvación), que como dice Pablo, "no es ningún evangelio" (Gal. 1:7). En otras palabras, el único y verdadero plan de salvación que trae vida eterna ¡NUNCA será enseñado en esos círculos, aunque cierta terminología sugiera lo contrario!

¡Más aún, el "nuevo nacimiento," en la mente de muchos Católicos, occurrió en el momento de su bautismo de infancia! A la luz de su presente definición de "nuevo nacimiento" a través del bautismo de infancia (Vatican II [Vaticano II], Vol. 2, p.561), a todos los Católicos se les informa acerca de esta enseñanza, que sin excepción, pueden considerarse a sí mismos "nacidos de nuevo" y con una clara conciencia! ¡Así que como con los Mormones y los Testigos de Jehová, tenemos que definir términos con los Católicos también!

En cuanto al Rosario, ya que en TODAS las iglesias Católicas locales lo rezan, varios puntos importantes deben tocarse en cuanto a los Católicos que afirman haber "nacido de nuevo" y que desean permanecer en la misma atmósfera religiosa. Antes de hablar de esto punto por punto, debemos establecer primero que nada cuál es la política actual de la iglesia Católica en cuanto a la práctica del Rosario y qué dice la Escritura en cuanto a la misma, si es que en realidad somos "nacidos de nuevo."

La siguiente es la política del Concilio Vaticano II en cuanto al Rosario:

"La vida contemplativa de los religiosos estaría incompleta si no fuera dirigida en amor filial hacia aquella quien es la Madre de la Iglesia y de las almas consagradas. Este amor por la virgen se manifestará en la celebración de sus festividades y,en particular, con la oración diaria en su honor, especialmente el Rosario. La recitación diaria del Rosario es una tradición centenaria para los religiosos, por lo que no resulta fuera de lugar recalcar la adecuacidad, belleza y eficacia de esta oración, la cual propone para nuestra meditación los misterios de la vida del Señor" (Vatican Council II [Concilio Vaticano II], Vol. 2, p.251).

"Mientras que respecto a la libertad de los hijos de Dios, la Iglesia ha propuesto siempre ciertas prácticas de piedad para con los fieles con particular solicitud e insistencia. Entre estas debe mencionarse la recitación del Rosario: 'Nosotros ahora deseamos, como continuación del pensamiento de nuestros antepasados, recomendar fuertemente la recitación del Rosario familiar ... No hay duda alguna de que ... el Rosario debe considerarse como una de las mejores y eficaces oraciones comunes que la familia Católica es invitada a recitar. Queremos pensar, y sinceramente esperamos, que cuando la reunión familiar se torne en tiempo de oración, el Rosario sea una frecuente y favorita forma de orar.' De esta manera, la auténtica devoción a María, la cual se expresa en sincero amor y generosa imitación de la actitud espirituial interior de la Bendita Virgen, constituye un instrumento especial para sustentar la amorosa comunión en la familia y para desarrollar la espiritualidad conyugal y familiar. Porque ella, quien es la Madre de Cristo y de la Iglesia, es en forma especial la Madre de todas las familias Cristianas, y de las Iglesias domésticas" (ibid., pp. 865, 866, énfasis es nuestro).

Para reiterar y resumir lo que acaba usted de leer, el [Vatican Council II] Concilio Vaticano II dice:

  1. Su vida religiosa contemplativa está incompleta sin el amor a María. Este amor a María se manifiesta especialmente rezando el Rosario. El Rosario es adecuado hermoso y eficaz, de acuerdo al catolicismo de hoy (p. 251)!
  2. Un ejemplo de la "práctica de la piedad" es el Rosario. Esto significa que todos los Católicos manifiestan su "auténtica devoción a María" recitando el Rosario. Además, se supone que el Rosario es "una de las mejores y más eficaces oraciones" (pp. 865, 866).

ESTAS ASEVERACIONES REPRESENTAN LA POSICION OFICIAL DEL CATOLICISMO DE HOY. Creer lo contrario revela su falta de conocimiento en cuanto a esta oración Católica y cómo es vista oficialmente desde la perspectiva de ellos. Si alguien le dice a usted algo que contradice esta información, no está representando, adecuadamente, intencionalmente o no, la posición oficial del Catolicismo de hoy en cuanto a la importancia del Rosario en el Catolicismo de hoy0.

Fijémonos ahora en cómo termina la oración del Rosario citando de la New Catholic Encyclopedia [Nuevo Enciclopedia Católica], Vol. 12, 1967, p. 667.

"El Rosario se comienza y se termina de varias maneras. En los Estados Unidos , comienza con la recitación de un Padre Nuestro, tres Ave Marías, y un Gloria al Padre, y termina con la recitación del Ave Santa Reina y la oración de la Fiesta del Rosario."

La siguiente es la oración de Ave Santa Reina, o sea, el final del Rosario:

"¡Ave, Santa Reina, Madre de Misericordia, ave, vida nuestra, nuestra delicia, y nuestra esperanza! A ti clamamos, los pobres desterrados hijos de Eva! A ti enviamos nuestros suspiros, lamentos y llanto en este valle de lágrimas. Vuelve abogada llena de gracia , tus ojos de misericordia hacia nosotros; y después de éste, nuestro exilio, muéstranos el bendito fruto de tu vientre, Jesús. Oh, clemente, Oh amorosa, Oh dulce Virgen María!"

La oración de Ave Santa Reina -- la cual proclama a María como "nuestra" VIDA, DULZURA, ESPERANZA y ABOGADA LLENA DE GRACIA -- tiene el respaldo oficial del Vaticano II. ¡Al llamar a María"nuestra vida," el Catolicismo de hoy está diciendo indirectamente, a través del Rosario, que ella juega un papel en nuestra salvación! ¡De acuerdo a la Biblia, esto es "otro evangelio" (Gal. 1:8,9) y si alguien cree aseveraciones como ésta en cuanto a María, no se salvará ni permanecerá salvo!

Este asunto de permanecer salvo, aunque enteramente pasado por alto por los evangélicos "salvo, siempre salvo," es uno muy relevante e importante que necesita discutirse entre los Católicos "nacidos de nuevo." Ya que hay que perseverar hasta el fin para ser salvo (Matt. 10:22) y mantener firme la confianza que tuvimos desde el principio en Cristo (Heb. 3:14), es crucial para un Católico que es salvado salirse del tipo de ambiente espiritual en el que doctrinas como esta, prevalecen y en los cuales otras formas de idolatría son rampantes, y buscar una iglesia en la que se predique la Biblia centralizando sólo en Cristo para la salvación.

También en cuanto al asunto de permanecer salvo y la doctrina, el Apóstol Juan escribió en 2 Juan 9: "Cualquiera que se extravía, y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios; el que persevera en la doctrina de Cristo, ése sí tiene al Padre y al Hijo." ¡Por lo que resulta claro que el continuar en la enseñanza de Cristo -- en la que estuvimos cuando fuimos inicialmente salvos -- es esencial continuar para tener a Dios! Por lo tanto, cambiar a Cristo por María como nuestra "vida," como lo enseña el Rosario, y así mismo es proclamado por el Catolicismo de hoy, resulta espiritualmente letal.

¡Además de la oración de Ave Santa Reina, hay otras razones por las que el Rosario debe ser rechazado, y con él, el Catolicismo de hoy! ¿Después de todo, como puede ser verdadero un sistema religioso Cristiano, el cual también respalda y promueve el Rosario, y proclama de sí mismo lo siguiente?

"La Iglesia es católica: promueve la plenitud de la fe. Encierra en sí misma y administra la totalidad de los medios de salvación .... La única Iglesia de Cristo la cual según el Credo que profesamos es una, santa, católica, y apostólica, ... subsiste en la Iglesia católica, gobernada por el sucesor de Pedro y los obispos en comunión con él. Aún así, muchos elementos de sanctificación y verdad se encuentran fuera de sus límites visibles" (Catechism of the Catholic Church [El Catecismo de la Iglesia Católica], Liguori Publications, p. 230, énfasis es nuestro).

Citando otra vez la misma página en la Nueva Enciclopedia Católica de la que citamos antes en cuanto al Rosario, leemos lo siguiente en cuanto a los "misterios":

"Los misterios se dividen en tres partes de cinco, llamados los Misterios de Alegría -- la Anunciación de la Encarnación de Cristo a María, su visita a Elizabeth, el nacimiento de Cristo, Su presentación en el templo, Su encuentro en el templo; los Misterios Tristes -- la agonía de Cristo en el jardín, Sus azotes, Su coronación con espinas, el cargar la cruz, la crucificción y muerte de Cristo; Los Misterios Gloriosos -- la Resurrección de Cristo, Su Ascención al cielo, el envío del espíritu Santo, la Ascención de María al cielo, su coronación como Reina del Cielo" (énfasis es nuestro).

Por favor, observe: ¡"La asunción de María a los cielos" y "su coronación como Reina del Cielo" son puras fabricaciones sin ningún tipo de respaldo Bíblico! ¡Aún así, éstas, junto a la "la crucificción y muerte de Cristo" y "la resurrección de Cristo" resumen el "epítome de todo el Evangelio," según el Catolicismo de hoy! Esto es añadirle al ya perfecto Evangelio y convertirlo en otra cosa, que no tiene ya la habilidad de producir salvación. Es como echarle agua a la gasolina y tratar de correr un automóvil con la nueva mezcla. (¡De los 15 "misterios," más de la mitad envuelven a María!)

La siguiente cita Católica verifica el punto de vista que sostienen del Rosario (y los antes mencionados misterios) como el "epítome del Evangelio completo":

"Las festividades litúrgicas dedicadas a la Madre de Dios y las oraciones Marianas, como el Rosario, una 'epítome del Evangelio completo,' expresan esta devoción a la Virgen María" (Catechism of the Catholic Church [Catecismo de la Iglesia Católica], Liguori Publications, p. 253, énfasis es nuestro).

En marcado contraste con el Rosario (con sus "misterios") como el "epítome del Evangelio completo," como Roma lo proclama, el Apóstol Pablo claramente esboza un Evangelio completamente diferente, predicado por él -- el cual trae verdadera salvación. ¡Por favor observe que Pablo nunca mencionó a María directa ni indirectamente! De igual manera, Pedro, quien fue supuestamente el primer Papa, NUNCA mencionó a María en ninguno de sus dos libros del Nuevo Testamento. El siguiente es el Evangelio que proclamaron:

"Además os declaro, hermanos, el evangelio que os he predicado, el cual también recibisteis, en el cual también perseveráis; Por el cual asimismo, si retenéis la palabra que os he predicado, sois salvos, si no creísteis en vano. Porque primeramente os he enseñado lo que así mismo recibí: Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras; y que fue sepultado, y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras; y que apareció a Cefas, y después a los doce. Después apareció a más de quinientos hermanos a la vez, de los cuales muchísimos viven aún, y otros ya duermen. Después apareció a Jacobo; después a todos los apóstoles; y al último de todos, como a un abortivo, me apareció a mi" (1 Cor. 15:1-8).

¡En vista de todo esto, Roma está claramente diseminando "otro evangelio" (Gal. 1:8,9), el cual tiene a María como su "vida" y a la gente alegadamente "naciendo de nuevo" en el bautismo de infancia! Aún así, muchos dicen que el Catolicismo ha cambiado y que es un sistema religiosos que podemos abrazar, con el que podemos tener unidad Cristiana. ¡Aún líderes Protestantes contemporáneos bien conocidos como Billy Graham, Chuck Colson y Pat Robertson llevan este mensaje! Otros como Hank Hanegraaff y Norman Geisler, con reputación de apologistas, dicen lo mismo.

Finalmente, ¿que debemos pensar acerca de los Católicos "nacidos de nuevo" que personalmente desean permanecer bajo enseñanzas como éstas? ¡Primero, debemos verle de la misma forma que veríamos a una persona que procede de un trasfondo Mormón y alega ser "nacido de nuevo" conforme a la Biblia, pero desea permanecer siendo Mormón -- esto es, su salvación no existe!

Debemos preguntarle a los Católicos "nacidos de nuevo" en qué versículos Bíblicos basan su salvación. Pregúntele si piensa que "nació de nuevo" cuando fue bautizado de niño. Debemos además mencionar específicamente que los sacramentos, las buenas obras, el pertenecer a una iglesia y María, no juegan NINGUN papel en nuestra salvación. Si un Católico "nacido de nuevo" está en desacuerdo, debemos mostrarle por las Escrituras cómo se alcanza la verdadera salvación. Si rechazan la clara enseñanza de la Palabra, el testimonio que dan no es genuino. ¡Recuerde, no todo el que dice "Señor, Señor," entrará al reino de los cielos!

Si alguien es verdaderamente salvo, el espíritu santo, el "Espíritu de verdad," el cual reside en todo aquel que es "nacido de nuevo," nos guiará a la verdad según la Palabra según la Biblia. Si una experiencia, visión, testimonio y/o milagro contradice la Palabra escrita de Dios en cualquier aspecto, especialmente en cuanto a la salvación, debe ser inmediatamente rechazado.

Para un Católico que sea verdaderamenrte salvo, el auspiciar con su asistencia y dinero, un sistema religioso que mantiene a la gente en oscuridad espiritual y que les dirige a María y al niño Jesús, en lugar de dirigirle solamente a Jesucristo, sin su madre, es ser cómplice de "obras de maldad" (2 Juan 11)! ¡Lo mismo puede decirse de los Protestantes que le dicen a los Católicos que se vuelvan al Catolicismo o tratan al Catolicismo moderno como una más de las sectas Cristianas!

Lágrimas pueden aún brotar en los familiares de aquellos que anuncian que no van a volver a la iglesia Católica. (Lo mismo puede decirse de un Mormón o Testigo de Jehová que es salvo y se muda a la verdad.) Esto significa que la familia podría dividirse, pero Jesús dijo claramente que esto ocurriría y continuó diciendo que nuestro amor por El debía ser mayor que el que sentimos por nuestros familiares, o "no somos dignos" de El:

"¿Pensáis que he venido para dar paz en la tierra? Os digo: No, sino disención. Porque de aquí en adelante, cinco en una familia estarán divididos, tres contra dos, y dos contra tres. Estará dividido el padre contra el hijo, y el hijo contra el padre; la madre contra la hija, y la hija contra la madre; la suegra contra su nuera, y la nuera contra su suegra" (Luc. 12:51-53).

"No penséis que he venido para traer paz a la tierra; no he venido para traer paz, sino espada. Porque he venido para poner en disención al hombre contra su padre. A la hija contra su madre, y a la nuera contra su suegra; y los enemigos del hombre serán los de su casa. El que ama a padre o madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a hijo o hija más que a mí, no es digno de mí; y el que no toma su cruz y sigue en pos de mí, no es digno de mí" (Matt. 10:34-38).

En resumen, sólo lea:

  1. Cómo el Catolicismo de hoy respalda completamente la oración del Rosario.
  2. La oración del Rosario NO es la "epítome del Evangelio" como alega el Catolicismo de hoy, sino de hecho, una oración que cambia a Jesús por María llamándole nuestra vida, dulzura, esperanza, y abogada plena de gracia, ¡y la exhalta hasta una posición de idolatría como "Reina de los Cielos"! Estos hechos convierten esta oración en una espiritualmente contaminante y nocivo para la expansión del reino y la verdad del evangelio.
  3. Una persona que alega ser "nacida de nuevo," pero que todavía reza esta oración señalando a María como su "vida," puede estar realmente en necesidad de salvación, la cual sólo se encuentra en Cristo Jesús, el único que sufrió y derramó su sangre en la cruz para darnos completa redención y salvarnos del infierno que merecíamos. Es a El a quien debemos mirar. Es a El a quien debemos ir. Ya que esto fue lo que trajo resultados en tiempos bíblicos, también nos servirá para el día de hoy. El mensaje de Pablo era "arrepentimiento para con Dios y fe en Jesucristo" (Hechos 20:21). Este debe ser también nuestro mensaje.

Déjeme ahora terminar con mi propia versión del verdadero "epítome del Evangelio" en forma de oración, el cual he titulado: la oración de El Ave, Santo Rey:

¡Ave, Santo Rey y Señor Jesús, ave, vida nuestra (Col. 3:4), nuestra dulzura (Mt. 11:29) y nuestra esperanza (1 Tim. 1:1)! A ti clamamos, los pobres esclavos del pecado, (Jn. 8:34) hijos del diablo (1 Jn. 3:10)! Vuelve entonces, abogado pleno de gracia (1 Jn. 2:1), tus ojos de misericordia hacia nosotros y perdona todos nuestros pecados. Sólo en ti confiamos -- quien moriste en la cruz y fuiste sepultado pero resucitaste al tercer día (1 Cor. 15:1-8). Eres el único camino al Padre (Jn. 14:6), sólo en tu nombre hay salvación (Hechos 4:12) y eres el UNICO mediador entre Dios y los hombres (1 Tim. 2:5). Nuestros ojos están puestos solamente en ti para salvación. Oh, clemente, Oh amoroso, Oh, precioso Señor Jesús!
Para más información acerca del Catolicismo y tratados Cristianos, comuníquese con nosotros a través de uno de los puntos de contacto en la portada de este tratado. Envíe un sobre pre-dirigido con sello para que leenviemos nuestro cuestionario 200+ acerca de la seguridad del creyente. Dios le bendiga.


Dirección: P.O. Box 265, Washington, PA 15301-0265, USA
Cartas electronicas: pablo@alcanceevangelistico.org