Gracia, La Verdadera y La Falsa

Dan Corner

 

El permiso para reproducir este capítulo en su totalidad está concedido.

 

 

 


El estudio de la gracia es extremadamente importante con respecto a la seguridad del creyente. Desafortunadamente, la palabra gracia no es un término que sea consistentemente definido en las Escrituras, como nos hubiera gustado que fuera. Por cuanto no lo es, algunos se han desviado acerca  de su significado. Strong define la gracia como:

 

Aceptable, benéfico, favor, regalo; lleno de gracia, liberalidad gozosa, placer, agradecimiento, digno de agradecer. [1]

 

Sin embargo, aún existen otras maneras en las cuales podemos entender más específicamente lo que la gracia es y lo que no es. Tal como en otros temas bíblicos debemos de considerar muchas Escrituras para obtener un entendimiento más adecuado. Permítame probarle esto a usted, en tanto como empezamos con el pasaje más comúnmente citado de la gracia:

        

Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe. Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas. (Efesios 2:8-10 RV60)

 

Pero después en esta misma epístola, el mismo maestro de la gracia también escribió:

Porque pueden estar seguros de que nadie que sea avaro (es decir, idólatra), inmoral o impuro tendrá herencia en el reino de Cristo y de Dios. Que nadie los engañe con argumentaciones vanas, porque por esto viene el castigo de Dios sobre los que viven en la desobediencia. Así que no se hagan cómplices de ellos. (Efesios 5:5-7, NVI).

De manera similar, consideremos Romanos 11:6, otro pasaje clave de la gracia usualmente citado por los proponentes de UVSSS (Una Vez Salvo Siempre Salvo):

Y si por gracia, ya no es por obras; de otra manera la gracia ya no es gracia. Y si por obras, ya no es gracia; de otra manera la obra ya no es obra. (RV60)

 

Tal como antes, en la misma epístola escrita por el mismo maestro de la gracia, tenemos Romanos 2:7-9:

Él dará vida eterna a los que, perseverando en las buenas obras, buscan gloria, honor e inmortalidad. Pero los que por egoísmo rechazan la verdad para aferrarse a la maldad, recibirán el gran castigo de Dios. Habrá sufrimiento y angustia para todos los que hacen el mal, los judíos primeramente, y también los gentiles; (NVI).

Debido a la forma en que muchos entienden la gracia hoy en día, ellos podrían inconscientemente no tomar en cuenta las palabras de Pablo en Efesios capítulo 5 y Romanos capítulo 2, o tender a etiquetarlas como legalismo, servilismo, religiosidad o algún otro tipo de salvación por obras.

 

Por esta incapacidad de reconciliar la gracia de Efesios 2:8,9 con Efesios 5:5-7 y Romanos 11:6 con Romanos 2:7-9, inmediatamente debería ser obvio que algo está seriamente equivocado en el evangelio de gracia de hoy día, como es comúnmente entendido.

 

Echémosle un vistazo a lo que se está enseñando respecto a la gracia y su conexión con UVSSS.

 

 

La Gracia Como se Enseña Ahora

 

En cuanto a lo que las multitudes creen, la gracia es exactamente lo que los maestros a continuación declaran que es:

 

Y pienso acerca de cuánta gente se sienta en las iglesias semana tras semana tras semana y nunca oyen nada acerca de la sangre, nunca oyen nada acerca de la cruz, nunca oyen nada acerca de la gracia del Dios Todopoderoso. Verá usted, no son sólo buenas nuevas. Sino las buenas nuevas a acerca de Cristo Jesús, quien pagó nuestra deuda de pecado completamente a un Dios santo que requería de muerte por el pecado y el derramamiento de su sangre, satisfizo ese requerimiento, e hizo posible para usted y para mi el ser aceptados ante los ojos de Dios y el estar eternamente seguro en Él. Es por ello que el la llamó la gracia de Dios. [2]

 

Negar la seguridad eterna del creyente es desafiar el eterno carácter de las riquezas de la gracia divina, y asumir que el mismísimo Hijo de Dios, en Quién nos sostenemos, pueda fallar. [3]

 

Por tanto la doctrina de la seguridad eterna puede ser catalogada como el cimiento del arco de las doctrinas de la gracia, o podría ser conectada con el nudo de una tela en donde las otras doctrinas de la gracia son la trama de hilos. Quita la doctrina de la seguridad eterna y el arco se cae, o la tela se cae en pedazos. [4]

 

Lo que hace el evangelio es asegurarnos que somos salvos, eternamente salvos, por pura gracia, únicamente a través de la fe.

 

Es por cuanto creemos en una salvación por gracia por fe sin obras que podemos descansar nuestros casos tan confiadamente. El evangelio en el que “una vez salvo, siempre salvo” descansa, es por gracia, por medio de la fe únicamente. [5]

 

¡Qué gracia es aquella que puede darnos no sólo perdón y vida eterna por medio de la fe solamente sino también garantizar que el Dador nunca renegará de Su regalo! ¡Ni tampoco podemos devolverla ni aún si lo intentamos! [6]

 

Pero cuando usted toma la decisión de creer en el Señor Jesucristo, usted entra a un sistema que depende enteramente de Dios. Es por eso que Efesios 2:8-9 dice que por gracia usted es salvo por medio de la fe y eso no de usted mismo, es el don de Dios, no por obras para que nadie se gloríe. La gracia significa que todo depende de Dios. La gracia significa que Dios no está comprometido a darnos algo, añadido a los méritos de usted, juntamente con la habilidad de usted y sumando las obras de usted. Así que la gracia se convierte en un tema de importancia en la doctrina de la seguridad eterna. [7]

 

Una vez hijo, siempre hijo. Una vez que usted es nacido en la familia de Dios, usted siempre será un miembro de la familia de Dios. Usted no puede cambiar su nacimiento espiritual más de lo que usted pudiese cambiar su nacimiento físico. Usted podría a lo mucho desear cambiar de familia. Si acaso usted ha sido el recipiente de la disciplina; si acaso ha habido por ahí algunos sentimientos duros, aún así es imposible cambiar la familia en la cual usted ha nacido físicamente. De manera similar, y mucho más importante, usted no puede cambiar la familia en la cual ha nacido espiritualmente. En al momento en que usted creyó en Cristo Jesús como Señor y Salvador usted nació en la familia de Dios. En ese instante usted se convirtió en un hijo(a) de Dios, y por toda la eternidad usted permanecerá siendo un hijo(a) de Dios. ¡Esta es la gracia de Dios! No hay nada que usted pueda hacer para alterarlo. [8]

 

Toda confusión en el tema de la seguridad eterna desaparecería de su mente tan solo si usted pudiera aclarar el significado de gracia. La salvación es por gracia por medio de la fe y no por obras. No somos salvos porque seamos buenos, no estamos perdidos por ser malos. Un hombre que es verdaderamente nacido de nuevo está a salvo para siempre y está tan seguro del cielo como si ya hubiera estado ahí por diez mil años. Puede que el caiga en pecado; y debido a que la carne en el creyente no ha sido cambiada ni un poquito y sigue siendo tan corrupta como siempre, el podrá hacer cosas muy malas. David, por ejemplo, era culpable de adulterio y asesinato después de haber sido salvo. [9]

 

De todo eso, debería estar claro como la versión de la gracia con que se nos está inundando hoy en día está conectada inseparablemente con UVSSS. De hecho, los cinco puntos del Calvinismo (CEEGP) se etiquetan como las doctrinas de la gracia. [10]

 

Comparemos UVSSS con la palabra de Dios a fin de poder ver qué tan Escriturales suenan. Esto será hecho con unas series de preguntas. Abajo tenemos la primera pregunta.

 

 

¿Nos Hace Permanecer La Gracia Verdadera?

Y justamente esta misma semana, alguien al estar explicando esto a ellos dijo, en últimas instancias como si ellos no hubieran oído lo que dije, “Bueno, oren para que yo permanezca”. ¿Permanecer en qué? Y yo digo esto, amigo mío, créame, no seré crítico por nada en el mundo. No hay nada en lo que usted pueda permanecer. ¿Sabe por qué? Porque la mano omnipotente de un amoroso Padre lo sostiene a usted con doble asidero. Dios el Padre y Dios el Hijo lo tiene en su mano, en sus manos. Y, amigo mío, aunque usted se suelte o no, nada tiene que ver con ello. La Biblia en ningún lugar dice, “¡Permanezcan!”. [11]

 

Decenas de millares de cristianos profesantes únicamente en los Estados Unidos debieron haber oído al Dr. Stanley al dar esa enseñanza relacionada con UVSSS. Él enseña que la Biblia no dice que nosotros nos tengamos que sostener. Su razonamiento para ello es que Dios nos tiene en su omnipotente asidero. Por lo tanto, a pesar de que nosotros nos sostengamos o no en su mano, continuaremos siendo sujetados.

 

¿Es tal el mensaje de la Biblia o una sutil y peligrosa distorsión de la verdad, aunque suena bien y parece exaltar a Dios?

 

[Uno se podría preguntar cómo es que uno puede ser sostenido o retenido con doble asidero por el Omnipotente Dios y aún así tener una fe completamente arruinada, tal como Stanley está convencido por Hodges que puede ocurrir.[12] ¡Seguramente para él y para otros proponentes de UVSSS esto es razonable!] 

 

Sin duda alguna, los escritores inspirados del Nuevo Testamento sabían que Dios es omnipotente, pero ¿Llegaron a la misma conclusión que Stanley acerca de estar sostenidos permanentemente? Si los maestros de UVSSS de nuestros días están en lo correcto respecto a la gracia, entonces nosotros no deberíamos nunca, leer siquiera una sola porción de la escritura que diga al creyente que se tiene que sostener (aferrar) de algo.

 

Y aún más, de acuerdo a las declaraciones de otros muchos maestros de UVSSS, sostenerse (aferrarse) de algo removería automáticamente la gracia de su identidad como gracia y la colocaría bajo el encabezado de las obras. De nuevo, ¿Es esto lo que los maestros de la verdadera gracia sugirieron o es una distorsión de la verdadera gracia mencionada en la Biblia?  Ahora, recuerde, el Dr. Stanley, y su mensaje de gracia conectado a UVSSS, dijo la Biblia en ningún lugar dice que “Permanezca”. Probemos su enseñanza con la Escritura:

 

 

¿Dice o No la Verdadera Gracia Que Permanezcamos?

 

Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permanecéis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; (Juan 8:31, RV95).

 

También por medio de este evangelio se salvarán, si se mantienen firmes en él, tal como yo se lo anuncié; de lo contrario, habrán creído en vano. (1 Corintios 15:2 Dios Habla Hoy; DHH).

 

Pelea la buena batalla de la fe; no dejes escapar la vida eterna, pues para eso te llamó Dios y por eso hiciste una buena declaración de tu fe delante de muchos testigos. (1 Timoteo 6:12 DHH).

 

Cristo, en cambio, es fiel como Hijo al frente de la casa de Dios. Y esa casa somos nosotros, con tal que mantengamos nuestra confianza y la esperanza que nos enorgullece. (Hebreos. 3:6, NVI).

 

Porque somos hechos participantes de Cristo, con tal que retengamos firme hasta el fin nuestra confianza del principio, (Hebreos 3:14 RV60).

 

Por tanto, teniendo un gran sumo sacerdote que traspasó los cielos, Jesús el Hijo de Dios, retengamos nuestra profesión. (Hebreos 4:14, RV60).

 

Mantengámonos firmes, sin dudar, en la esperanza de la fe que profesamos, porque Dios cumplirá la promesa que nos ha hecho. (Hebreos 10:23 DHH).

 

pero lo que tenéis, retenedlo hasta que yo venga. (Apocalipsis 2:25, RV95).

 

Vengo pronto. Aférrate a lo que tienes, para que nadie te quite la corona. (Apocalipsis 3:11, NVI).

 

Entonces el dragón se enfureció contra la mujer, y se fue a hacer guerra contra el resto de sus descendientes, los cuales obedecen los mandamientos de Dios y se mantienen fieles al testimonio de Cristo. (Apocalipsis 12:17, NVI).

 

La gracia del mensaje UVSSS no permite y no puede permitir al creyente (la idea de) permanecer e incluso niega radicalmente que la Biblia enseñe eso. En contraste, existen numerosos y claros pasajes los cuales demuestran que es nuestra responsabilidad cristiana el hacerlo. La razón para esta vasta diferencia se volverá cada vez más obvia mientras seguimos leyendo.

 

Antes de considerar otro aspecto de la gracia y su relación con la responsabilidad humana, hagamos un resumen de las Escrituras previamente mencionados respecto a (la idea de) permanecer.

 

·        Los discípulos de Cristo permanecieron en la doctrina de Cristo.

 

·        Para ser salvos y no creer en vano, tenemos que mantenernos firmes en el evangelio de Pablo.

 

·        No tenemos que dejar escapar la vida eterna.

 

·        Somos la casa de Dios, si mantenemos firme nuestro valor.

 

·        Tenemos que mantener hasta el fin la confianza que teníamos al principio para compartir a Cristo.

 

·        Tenemos que mantener firme y sin fluctuar la fe y la esperanza que profesamos.

 

·        Tenemos que aferrarnos a todo lo que tenemos hasta que Jesús vuelva.

 

·        Tenemos que mantenernos fieles a nuestro testimonio de Jesús.

 

Querido lector, nunca más se sienta intimidado de profesar abiertamente la importancia que tiene para un cristiano el permanecer. Nunca más permita que alguien lo convenza que ello no está en el Nuevo Testamento o bajo el paraguas de la gracia. Usted tiene muchas Escrituras en las cuales confiar.

 

 

¿Dice la verdadera y bíblica gracia salvadora

que Nos Esforcemos ?

 

Por favor considera las palabras Esforzar- Esforcemos en los siguientes pasajes tal como fueron dados sin nada de vergüenza por el mismo Señor y otros maestros de la gracia verdadera, como se revela en la Biblia. Este es el supremo criterio con el que tenemos que comparar todas las enseñanzas para que probemos si son sanas (2 Timoteo 3:16,17 cf. 1 Tesalonicenses 5:21). Si entendemos la verdadera gracia, tal como lo hicieron en el primer siglo del cristianismo, no deberíamos de intimidarnos al proclamar lo mismo:

 

Esforzaos a entrar por la puerta angosta, porque os digo que muchos intentarán entrar y no podrán (Lucas 13:24, RV95).

 

Esforcémonos, pues, por entrar en ese reposo, para que nadie caiga al seguir aquel ejemplo de desobediencia. (Hebreos 4:11, NVI).

 

Procurad la paz con todos y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor. (Hebreos 12:14, Biblia Jerusalén, BJ).

Precisamente por eso, esfuércense para añadir a su fe, virtud; a su virtud, entendimiento; (2 Pedro 1:5, NVI).

 

Por eso, queridos hermanos, mientras esperan esos acontecimientos, esfuércense  para que Dios los halle sin mancha ni sin defecto, y en paz con él. (2 Pedro 3:14, NVI).

 

Repito, por favor tome nota de las palabras de Jesús tal como acaba de leerlas en Lucas 13:24. El Señor dijo que tenemos que llevar a cabo un agonizante y continuo esfuerzo hasta que realmente entremos por la puerta estrecha, eso es, en el actual reino. ¡El mismo Señor Jesús que nos dió Juan 3:16 y Juan 10:27,28 nos dijo esto!

 

En contraste, la maestros de la gracia en nuestros días están diciendo algo diferente:

 

Confíe en su seguridad en Cristo. No depende de usted, en sus esfuerzos, o sus sentimientos. [13]

 

El creyente no hace nada para poder asegurar su salvación. De acuerdo a su propio propósito, Dios nos la asegura por nosotros. El creyente no puede asegurarlo y ciertamente no puede mantenerla. [14]

 

Si yo debo hacer algo para cuidar mi salvación y no perderla, la salvación sería de fe más obras (Cursivas del Autor) [15]

 

El mismo evangelio está bajo ataque cuando la seguridad eterna del creyente es cuestionada. Colocar la responsabilidad de mantener la salvación sobre el creyente es añadir obras a la gracia. La salvación no será más un don. Se convertirá en un trueque – nuestra fidelidad a cambio de Su fidelidad. [16]

 

Este es un reclamo muy lejano a las buenas noticias que Jesús y Pablo predicaron.

 

¡Mientras la enseñanza de gracia de hoy en día, que está conectada con UVSSS, nos diría que es mejor que no hagamos ningún esfuerzo (o algo por el estilo) para mantener nuestra salvación, a Santa Biblia claramente enseña algo diametralmente opuesto a eso mismo que se acaba de mostrar!  ¡De nuevo, esto demuestra que debe de haber algo seriamente equivocado en el mensaje de gracia en nuestros días!

 

 

¿Declara La Verdadera Enseñanza De Gracia Que Debe Mantenerse y Fortalecerse A Usted Mismo?

 

Similar a que nosotros echemos mano y hagamos todo esfuerzo, las palabras mantener y fortalecer también revelan la verdadera gracia de Dios, en tanto que tiene conflictos con la contraparte:

 

 "Manténganse listos, con la ropa bien ajustada y la luz encendida. (Lucas. 12:35, NVI).

 

“El que se apega a su vida la pierde; en cambio, el que aborrece su vida en este mundo, la conserva para la vida eterna.” (Juan 12:25, NVI)

 

Tengan cuidado de sí mismos  y de todo el rebaño sobre el cual el Espíritu Santo los ha puesto como obispos para pastorear la iglesia de Dios, que él adquirió con su propia sangre.” (Hechos 20:28, NVI)

 

“En todo esto procuro conservar siempre limpia mi conciencia delante de Dios y de los hombres.” (Hechos 24:16, NVI)

 

“Nunca dejen de ser diligentes; antes bien, sirvan al Señor con el fervor que da el Espíritu.” (Romanos 12:11 NVI)

 

“...consérvate puro” (1 Timoteo 5:22, NVI)

 

“Por tanto, renueven las fuerzas de sus manos cansadas y de sus rodillas debilitadas.” (Hebreos 12:12, NVI)

 

Manténgase libres del amor al dinero... (Hebreos 13:5, NVI)

 

“Si alguien se cree religioso pero no le pone freno a su lengua, se engaña a sí mismo, y su religión no sirve para nada. La religión pura y sin mancha delante de Dios nuestro Padre es ésta: atender a los huérfanos y a las viudas en sus aflicciones, y conservarse limpio de la corrupción del mundo.” (Santiago 1:26-27, NVI)

 

“Queridos hijos, apártense de los ídolos. (1 Juan 5:21, NVI)

 

Manténganse en el amor de Dios, edificándose sobre la base de su santísima fe y orando en el Espíritu Santo, mientras que esperan que nuestro Señor Jesucristo, en su misericordia, les conceda vida eterna.” (Judas 21, NVI)

 

“¡Despierta! Reaviva lo que aún es rescatable, pues no he encontrado que tus obras sean perfectas delante de mi Dios.” (Apocalipsis 3:2, NVI)

 

¡Mientras que los maestros de UVSSS colocan toda la responsabilidad nuestra siendo mantenida y fortalecida solamente por parte de Dios, el Señor Jesús, Pablo, Juan, Santiago y Judas enseñaron todo lo contrario! Con todos estos versículos en mente podemos concluir que somos mantenidos (conservados) por Dios en tanto como nosotros nos mantengamos (conservemos) a nosotros mismos y seamos fortalecidos por Dios en tanto como nos fortalezcamos nosotros mismos. Si fuera dejado esto solamente a Dios, todo mundo podría perfectamente ser mantenido (conservado) y perfectamente fortalecido. Eso significaría que nunca habría un detractor de la fe o gente que necesitara ser espiritualmente fortalecida en cualquier manera.

 

 

¿Cuál Es La Verdadera Gracia de Dios, De Acuerdo Al Apóstol Pedro?

Parece ser que el Apóstol Pedro compartía la misma preocupación que Judas y Pablo tuvieron acerca de la falsa enseñanza de la gracia que existía en aquellos tiempos (Judas 3,4; Efesios 5:5-7). Pedro escribió:

 

Con la ayuda de Silvano, a quien considero un hermano fiel, les he escrito brevemente, para animarlos y confirmarles que ésta es la verdadera gracia de Dios. ¡Manténganse firmes en ella! (1 Pedro 5:12, NVI).

 

Ese versículo es un resumen muy importante para toda la primera carta de Pedro. El postuló que su epístola, como un todo es la verdadera gracia de Dios. Por lo tanto, para obtener un entendimiento más completo de lo que los apóstoles originales enseñaron acerca de la verdadera gracia, deberíamos examinar especialmente esta epístola.

 

Lo que viene a continuación es lo que el Apóstol Pedro dijo acerca de la verdadera gracia de Dios, tal como existió en el primer siglo del Cristianismo y era escrito a Cristianos. Tal como el Apóstol Pedro escribió, “Esta es la verdadera gracia de Dios. ¡Manténganse firmes en ella!”.

 

... tengan dominio propio; pongan su esperanza completamente en la gracia que se les dará cuando se revele Jesucristo. (1:13, NVI). [17]

 

Como Hijos obedientes, no se amolden a los malos deseos que tenían antes, cuando vivían en la ignorancia. (1:14, NVI).

 

Más bien sean ustedes santos en todo lo que hagan, como también es santo quien los llamó; pues está escrito: “Sean Santos porque Yo Soy santo”.(1:15,16, NVI).

 

... vivan con temor reverente mientras sean peregrinos en este mundo. (1:17 NVI).

 

Ahora que se han purificado obedeciendo a la verdad y tienen un amor sincero por sus hermanos, ámense de todo corazón los unos a los otros.(1:22 NVI).

 

... abandonando toda maldad y todo engaño, hipocresía, envidias y toda calumnia, deseen con ansias la leche pura de la palabra... (2:1,2 NVI).

 

... que se aparten de los deseos pecaminosos que combaten contra la vida. (2:11 NVI).

 

Mantengan entre los incrédulos una conducta tan ejemplar que, aunque los acusen de hacer el mal, ellos observen las buenas obras de ustedes y glorifiquen a Dios en el día de la salvación. (2:12 NVI).

 

Sométanse por causa del Señor a toda autoridad humana... (2:13).

 

Porque esta es la voluntad de Dios, que, practicando el bien, hagan callar la ignorancia de los insensatos. (2:15 NVI).

 

... como personas libres, aunque sin usar su libertad como un pretexto para hacer lo malo. Pórtense más bien como siervos de Dios. (2:16 RV60).

 

Den a todos el debido respeto: Amen a los hermanos, teman a Dios, respeten al rey (2:17 NVI).

 

... muramos al pecado y vivamos para la justicia ... (2:24 NVI).

 

En fin, vivan en armonía los unos con los otros; compartan penas y alegrías, practiquen el amor fraternal, sean compasivos y humildes (3:8 NVI).

 

No devuelvan mal por mal ni insulto por insulto (3:9 NVI).

 

En efecto, “El que quiera amar la vida y gozar de días felices, que refrene su lengua de hablar el mal y sus labios de proferir engaño”; (3:10 NVI)

 

Que se aparte del mal y haga el bien ... busque la paz y la siga (3:11 NVI).

 

Más bien honren en su corazón a Cristo como Señor. Estén siempre preparados para responder ... con gentileza y respeto, manteniendo la conciencia limpia ... (3:15,16).

 

... ya que Cristo sufrió en el cuerpo, asuman también ustedes la misma actitud; (4:1)

 

para vivir el resto de su vida terrenal no satisfaciendo sus pasiones humanas... (4:2)

 

...para orar bien, manténganse sobrios y con la mente despejada. (4:7).

 

Sobre todo, ámense los unos a los otros profundamente (4:8).

 

Practiquen la hospitalidad entre ustedes sin quejarse. (4:9).

 

...ponga al servicio de los demás el don que haya recibido...(4:10).

 

Al contrario, alégrense de tener parte en los sufrimientos de Cristo...(4:13).

 

Así pues, los que sufren según la voluntad de Dios, entréguense a su fiel Creador y sigan practicando el bien. (4:19).

 

...sométanse a los ancianos. Revístanse todos de humildad...(5:5).

 

Humíllense...(5:6).

 

Practiquen el dominio propio y manténganse alerta. (5:8).

 

Resístanlo [al diablo], manteniéndose firmes en la fe...(5:9).

 

 



[1] James Strong, Concordancia Exhaustiva de la Biblia (The Exhaustive Concordance of the Bible) (Nashville: Abigdon, 1976), Diccionario del Nuevo Testamento Griego (Greek Dictionary of the Bible), p. 77, #5485.

[2] Charles Stanley (Atlanta GA: Ministerios En Contacto (In Touch Ministries), 1993), Gracia: La Segunda Oportunidad de Dios (Grace: God’s Second Chance), El Evangelio de la Gracia de Dios (The Gospel of the Grace of God), Audio Casete #6, RC283.

[3] Lewis Sperry Chafer, Salvación (Salvation) (Grand Rapids, MI: Casa de Publicaciones Zondervan (Zondervan Publishing House),1971, Renewed 1945, Eleventh Printing , 1976), p. 97.

[4] J. F. Strombeck, Nunca Perecerá (Shall Never Perish) (Grand Rapids, MI: Publicaciones Kregel, 1991), p. 32.

[5] R. T. Kendall, Una Vez Salvo, Siempre Salvo (Once Saved, Always Saved) (Chicago: Prensa Moody, 1985), p. 53.

[6] Charles C. Ryrie, Tan Grande Salvación (So Great Salvation) (Víctor Books, 1989), p. 144.

[7] R. B. Thieme, Jr., Doctrinas/Seguridad Eterna, Libro de la Vida (Doctrines/Eternal Security, Book of Life), Lección 1138-Rev. 3:5b, 1981 Revelación, 5/27/82.

[8] R. B. Thieme, Jr., El Hijo Pródigo (The Prodigal Son) (Houston, TX. R.B. Thieme, Jr. Bible Ministries, 1974), pp. 5, 6.

[9] William L. Pettingill, Preguntas Bíblicas Contestadas (Bible Questions Answered) (Grand Rapids, MI: La Corporación Zondervan (The Zondervan Corporation), 1979), pp. 91, 92.

[10] Biblia de Estudio de Nueva Génova (New Geneva Study Bible, NKJV), (Publicaciones Thomas Nelson, 1995), p. 2,040.

[11] Charles Stanley (Atlanta GA: Ministerios En Contacto (In Touch Minitries), 1990), Seguridad Eterna: ¡Usted Puede Estar Seguro! (Eternal Security: You Can Be Sure!), audiocassette #3, MH190.

[12] Charles Stanley, Seguridad Eterna: ¿Puede Usted Estar Seguro? (Eternal Security: Can You Be Sure?) (Libro Oliver-Nelson, 1990), p. 91.

[13] Robert P. Lightner, El Pecado, El Salvador, y la Salvación (Sin, the Saivor, and Salvation) (Nashville: Publicaciones Thomas Nelson, 1991), p. 247.

[14] John MacArthur, Jr., Dios: Viniendo Cara a Cara Con Su Majestad (God: Coming Face To Face With His Magesty) (Libros Victor, 1993), p. 32.

[15] Stanley, Seguridad Eterna: ¿Puede Usted Estar Seguro? (Eternal Security: Can You Be Sure?), p.4

[16] Ibid., p. 192.

[17] Todos los versículos de esta lista son de la NVI.

continúe leyendo

Correo electrónico:
pablo@alcanceevangelistico.org